Lo que no se vio de la final de ida entre América y Cruz Azul

Una final con gran expectación es acompañada por un sinfín de cuestiones curiosas que no están a la vista. MARCA Claro se encargó de recopilar datos interesantes que no se vieron el jueves en el primer capítulo de la batalla entre las Águilas y La Máquina en la cancha del Estadio Azteca.

El duelo de vuelta será el domingo, de nueva cuenta en el Estadio Azteca, donde los celestes buscarán acabar un ayuno de 21 años sin ser monarcas de Liga y América intentará convertirse en el máximo ganador mexicano con 13 estrellas.

Miguel Herrera sorprendió al dejar por segunda vez en fila a Oribe Peralta en la banca. El ariete mexicano fue utilizado como revulsivo en la ida de la gran final. Además, Oribe llegó a 500 partidos en la Liga MX.

Alfredo Tena, ícono del América, fue captado en la cancha del Estadio Azteca. El Capitán Furia estuvo en el protocolo de la gran final.

El joven sensación de las Águilas, Diego Lainez, recibió la confianza del Piojo por su destacada labor en semifinales.

A pesar de la complicada agenda de esta semana, el césped del Estadio Azteca lució en aceptables condiciones para la ida de la gran final.

Las plegarias de Ricardo Peláez previo al encuentro. Su arribo a la capilla de la Virgen de Guadalupe antes de ir al vestuario.

Ana Bárbara entonó el Himno Nacional en la final de ida entre América y Cruz Azul.

Aficionados de Guatemala hicieron el viaje a la Ciudad de México para presenciar la gran final de ida.

En un partido tan disputado sobresalió la lesión de Mateus Uribe, quien junto a Roger Martínez están en duda para la vuelta de la gran final.

Se calentaron los ánimos al término de la final de ida. El juego terminó con empujones en medio de la cancha.

Tras el duelo de ida, la gente de mantenimiento le dio cuidados a la cancha del Estadio Azteca.


Cerca de cinco mil policías fueron designados para brindar seguridad en el duelo de ida de la gran final.

Algunos aficionados del América se agarraron a golpes entre ellos en la tribuna.

Mateus Uribe y Bruno Valdez fueron alentados por sus familiares en las tribunas del Estadio Azteca. Ambos salieron como titulares en el esquema de Miguel Herrera para encarar la ida de la gran final del Apertura 2018.

Como cada final que se celebra en el Estadio Azteca, el América es apoyado por su dueño, Emilio Azcárraga Jean. Esta vez fue captado con su familia, además de Adrián Uribe y Jorge Van Rankin.

La iluminación del letrero de la entrada principal del Estadio Azteca falló mientras la gente ingresaba al inmueble.

Se sabe que los boletos para la vuelta el domingo están agotados.

Con información de Marca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *