MAS DE 7.000 MILITARES DE LOS EEUU CERCA DE LA FRONTERA CON MÈXICO.

A días de las elecciones legislativas del 6 de noviembre, en las que el tema migratorio es central en la campaña del presidente Donald Trump ha ordenado blindar por mar, tierra y aire la frontera con México.  La cifra corresponde a lo ya anunciado: el envío a la frontera de 5.239 solados, que se unirán a 2.100 reservistas de la Guardia Nacional ya desplegados ahí desde hace meses, indicó el viernes Michael Kucharek, portavoz del Comando Norte del ejército estadounidense. 

Blindados con armamento y equipo de alto poder. ¿a caso van a una guerra?

TEMA CENTRAL; LA CARAVANA MIGRANTE 

La caravana migrante es el foco  de atención del presidente Trump, pues desde la salida de más de 3.000 personas de Centro América ha endurecido las criticas hacia el gobierno de Enrique Peña Nieto. Desde su cuenta de Twitter ha lanzado fuertes señalamientos a los gobiernos de Nicaragua, el Salvador y Honduras por la falta de sanciones por el desplazamiento de sus migrantes. 

OPERACIÓN “PATRIOTA FIEL”.

Destinada a bloquear las caravanas de migrantes centroamericanos que se dirigen hacia Estados Unidos para pedir asilo. Los refuerzos estarán posicionados de antemano en la base aérea Davis-Monthan, en Arizona, la base naval de San Diego y la de los Marines en Pendleton, ambas en California; y la base naval de Corpus Christi en Texas..

Según un responsable del Pentágono que pidió el anonimato, un millar de soldados ya habían llegado el viernes a McCallen, Texas, uno de los principales cruces fronterizos con México.

Estarán encargados de operaciones logísticas y especialmente de la construcción de carpas “para nuestros soldados”, dijo Kucharek, destacando que no se ha tomado ninguna decisión aún sobre un eventual levantamiento de carpas para migrantes, como sugirió Trump durante un discurso electoral.

A días de las elecciones de medio mandato, Donald Trump ha colocado en el centro del debate político el tema migratorio, buscando movilizar a su base en unos comicios en los que su partido Republicano podría perder el control del Congreso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *